Se promovió el consumo de miel en la población

Sobre la vereda del Colegio del Uruguay Justo José de Urquiza se desarrolló la muestra alusiva a la Semana Nacional de Promoción de la Miel, iniciativa surgida desde el Ministerio de Agroindustria y a la que adhirieron el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y la Municipalidad, a través de sus Direcciones de Producción y Turismo, con el fin de promover su consumo, destacándose sus uso y propiedades.

p3-promoción-de-la-miel-696x522En ella participaron apicultores de nuestra ciudad y de la zona –entre ellos los de la Cooperativa Río de los Pájaros, cuya planta se encuentra en el Parque Industrial; Nicolás Nichele; y la familia Cuenca, de Colonia Elía. Como artífices de esa economía regional, una de las principales de Entre Ríos, comentaron las propiedades de ese producto natural, su proceso industrialización y valor en calidad, bajo las normas BPM (buenas prácticas de manufacturas), considerado uno de los más altos en el mundo. Entre Ríos es hoy la primera productora en la Argentina, con más de 200 emprendimientos, cooperativos y asociativos, que generan mucha mano de obra: en el armado del material, la producción y la comercialización.
Debido al bajo consumo (200 gramos por habitante por año frente a los 2 ó 3 kilos de los países más desarrollados), como consecuencia de una falta de hábito, sólo el 5% de la producción se destina al mercado interno; el 95% restante se exporta hacia otros mercados, entre ellos al europeo, principalmente a Alemania, y a los Estados Unidos, país éste que emplea la miel para la elaboración de los edulcorantes. En el plano internacional, uno de los grandes competidores es China, por ser su costo de producción más económico y realzar sus productos con miel argentina, ingresando con ese plus a Europa.
En la zona hay distintos tipos de miel, generalmente predominan las de monte, de tono más oscuro; también hay de pradera, de eucaliptus y de chirca. Ése es el producto principal de las abejas. De ellas también se obtiene el polen, la jalea, la cera y el propóleos, subproductos o producciones complementarias. “Estas propuestas de difusión son muy importantes, por ser ésta (la apicultura) una actividad linda y noble”, coindieron en señalar los productores entrevistados por LA CALLE al hacer referencia a la necesidad de “generar hábitos para el consumo de la miel, un alimento nutritivo, energético y de muy buena calidad”.
También se sumaron a la actividad los alumnos de la Técnica N°1, los técnicos del Inta y emprendimientos comerciales.

Fuente: www.lacalle.com.ar

Anuncios